Auna Salud

Classic, Pro, Premium

y Senior

Creado para cuidar tu salud y la de tu familia.

Cómo curar la insolación: Guía de emergencia para verano
Categoría | Actividad física
18/01/2021

Cómo curar la insolación: Guía de emergencia para verano

Índice de contenidos

 

Fatiga y aletargamiento. Aumento de la temperatura corporal. Mareos y pérdida del conocimiento. Así es la insolación: uno de los problemas que llega con el calor del verano. Entérate aquí cómo curar la insolación y, lo más importante ¡cómo evitarla!

 ¿Qué es la insolación?

Es el efecto producido por la exposición prolongada a temperaturas elevadas, principalmente debido al sol. Esto puede generar fallas en el mecanismo del sistema nervioso encargado de controlar la temperatura corporal, subiendo hasta 45 grados.

No se debe confundir una insolación en la piel con una quemadura, que produce ampollas y dolor. Las quemaduras solares pueden curarse en 7 o 10 días.

La insolación en la piel, por su parte, genera fatiga, aletargamiento y sensación de debilidad. La temperatura corporal se eleva y, en casos graves, puede provocar convulsiones e incluso la muerte. Por eso es importante saber reconocer los primeros signos de la insolación en la piel.

Síntomas de insolación:

  • Fatiga, sensación de debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  •  Mareo y convulsiones.
  • Desorientación, agitación o confusión. Pérdida del conocimiento.
  • Temperatura corporal elevada. Piel seca, caliente y enrojecida.
  • Latidos del corazón rápidos
  • Alucinaciones
  • Venas marcadas en las piernas.
  • Puede haber sudor intenso.
Conoce más sobre los síntomas de insolación en la piel aquí.

 

¿Cómo curar la insolación?

  1. Lo primero que debes hacer es buscar ayuda médica. Si la temperatura corporal no logra ser disminuida a tiempo, pueden generarse daños permanentes en los órganos. Por eso, ante los primeros síntomas de insolación, debes acudir de inmediato al doctor.
  2. Mientras llega la ayuda médica, busca un lugar con sombra y échate elevando los pies. Resguárdate del sol bajo un techo.
  3. Disminuye la temperatura de la piel aplicando compresas humedecidas en agua fría. También puedes usar bolsas de huelo en la nuca, frente y axilas. Hay que evitar los cambios bruscos de temperatura; por eso lo mejor es aplicar suavemente agua fría sobre la insolación en la piel. Puedes tomar baños de agua templada dos veces al día.
  4. Guarda reposo en cama, hidrátate constantemente y aléjate del sol. Recuerda mantener los pies elevados para estimular la circulación sanguínea. La temperatura corporal puede variar de manera irregular en las primeras semanas luego de la insolación en la piel.

Cómo evitar la insolación:


  • Mantente hidratado. Es mejor hacerlo con agua pura y no con bebidas azucaradas o alcohol.
  • Usa ropa ligera. Elige prendas de colores claros, holgadas y de algodón. Es decir, ¡ropa fresca!
  • Evita salir en las horas de más calor. Hazlo en las primeras horas de la mañana o al finalizar la tarde.
  • Elige estar en lugares ventilados y con sombra. Por ejemplo, al interior de tu hogar o bajo la sombra de los árboles.
  • Protege tu piel. Utiliza bloqueador solar, sombrero y lentes de sol con protección UV.
  • Opta por alimentos frescos y ligeros. Ensaladas y frutas, en lugar de alimentos grasos y condimentados. Así contribuyes a la hidratación de tu cuerpo. Ingresa aquí para leer los tips de Auna para cuidarte de la insolación en la piel.

La insolación en los adultos mayores


  • La insolación en la piel puede ocurrir después de un esfuerzo excesivo a altas temperaturas. También puede darse de manera gradual después de algunos días en un ambiente caluroso.
  • Las personas mayores están entre las más afectadas debido a que no sudan tan fácilmente como los jóvenes. Por lo tanto, no pueden regular el calor de sus cuerpos, refrescándose mediante el sudor.
  • Además, pueden tener tratamientos médicos con medicamentos que alteran la capacidad de regular el calor, como los diuréticos. Por lo tanto, hay que tener especial cuidado con este grupo de riesgo durante el verano. Haz clic aquí para aprender a prevenir los golpes de calor en los adultos mayores.

 

Mitos sobre cómo curar la insolación

 

  1. Para la insolación en la piel, lo mejor es una ducha muy fría.
    FALSO. La temperatura del cuerpo debe bajarse de a pocos. Es mejor darse una ducha templada y luego, aplicar paños fríos con agua de manzanilla sobre la piel.
  2. Lo mejor para la insolación en la piel es aplicar cremas hidratantes.
    VERDADERO. Métela en la refrigeradora y aplícala sobre la piel insolada. Es un gran aliado para reducir la sensación de calor.

  3. Si no voy a tomar sol directamente, no necesito protector solar.
    FALSO. Si solo vas a salir a caminar, también debes aplicar un protector solar sobre tu piel.

  4. La cerveza es perfecta para refrescarse y evitar la insolación.
    FALSO. El alcohol es un diurético capaz de deshidratar a quien lo bebe en grandes cantidades. Para evitar la insolación en la piel, lo mejor es beber agua pura.

 

Ahora que ya sabes cómo curar la insolación, recuerda que más vale evitar el problema que solucionarlo.

Finalmente, ten en cuenta que protegerte de la insolación en la piel no significa dejar de hacer ejercicio. ¡En verano también debes hacerlo! Haz clic aquí para leer los consejos de Auna y mantenerte activo este verano.

afiliate a auna y protege a tu familia

 

Fuentes:

AARP (2019). Cómo evitar la deshidratación y la insolación. En: www.aarp.org/espanol/salud/enfermedades-y-tratamientos/info-2018/como-evitar-la-deshidratacion-y-la-insolacion/

University of Rochester. Medical Center (último acceso: 2020) Deshidratación e insolación. En: www.urmc.rochester.edu/encyclopedia/content.aspx?contenttypeid=85&contentid=P03922

Suscríbete

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Tenemos planes para cada necesidad pensados en ti

Te brindamos un verdadero cuidado pensado en tu bienestar.
Descubre el plan ideal para ti aquí.

Conoce más
aunasalud doctora